Esta semana, Acura cumple 30 años desde que se escuchó el disparo en el mundo automotriz: el debut mundial en 1989 de la primera generación Acura NSX.

NSX, el primer exótico con motor medio, sin pedigrí europeo, fue una máquina superligera, liviana y de tiro bajo, que lucía las primeras bielas de titanio, monocasco totalmente de aluminio del mundo, un tren de válvulas VTEC ™ y niveles de calidad y confort de conducción diarios inauditos en autos deportivos de la época.

Comparación de los Toro Rosso 2018 y 2019 

El ala delantera del nuevo STR14, en comparación a la de Haas, se ve bastante más simple en estas primeras imágenes. Más allá de que ya de por si las reglas obligan a que así sea respecto a 2018, los cinco perfiles que se aprecian y que permiten ver mucho más prominentes las letras de Red Bull en ambos lados, el endplate si que es realmente simple.

La Honda Ridgeline demuestra que ser diferente puede ser mejor. Una unibody basada en la misma plataforma que sustenta la Odyssey y la Pilot de Honda, la Ridgeline es una anomalía. Es la única pickup en el mercado con un motor de montaje transversal (un V-6 de 280 hp y 280 caballos de fuerza) y, en su configuración básica, maneja las ruedas delanteras. ¡Escandaloso!