Esta semana, Acura cumple 30 años desde que se escuchó el disparo en el mundo automotriz: el debut mundial en 1989 de la primera generación Acura NSX.

NSX, el primer exótico con motor medio, sin pedigrí europeo, fue una máquina superligera, liviana y de tiro bajo, que lucía las primeras bielas de titanio, monocasco totalmente de aluminio del mundo, un tren de válvulas VTEC ™ y niveles de calidad y confort de conducción diarios inauditos en autos deportivos de la época.

Página 1 de 6