Slide Panel

EL CIVIC TYPE R DE 2017 ESTABLECE EN NÜRBURGRING UN NUEVO RÉCORD

Compartimos el video con el relato del Asistente en Jefe del Proyecto Hideki Kakinuma.

Se consigue un tiempo de 7 minutos y 43,8 segundos en una contrarreloj realizada en el circuito de Nürburgring.

El motor del nuevo Civic Type R genera 238,6 kW (320 CV) y 400 Nm de par.

Su aerodinámica avanzada ofrece un equilibrio entre elevación y resistencia líder en su clase.

Tras la presentación del modelo de producción en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2017, el nuevo Honda Civic Type R ha establecido un nuevo tiempo de vuelta dentro de la categoría de los coches de tracción delantera en la sección norte del circuito de Nürburgring. El 3 de abril de 2017, un coche en fase de desarrollo dio la vuelta al famoso circuito en 7 minutos y 43,8 segundos.

Este tiempo de vuelta se registró durante la fase final del régimen de pruebas del modelo sobre asfalto seco y con una temperatura ambiente óptima para conseguir el mejor rendimiento de los neumáticos y el tren de potencia. Este nuevo tiempo supone una mejora de casi siete segundos con respecto a su predecesor.

El nuevo Civic Type R formaba parte del programa de desarrollo de la décima generación del Civic —el programa de mayor envergadura de la historia de Honda— y se diseñó para proporcionar la conducción más gratificante dentro del segmento de vehículos de cinco puertas, tanto en la carretera como en la pista.

Varios factores contribuyeron a conseguir el récord de vuelta con el nuevo Civic Type R en la sección norte del circuito de Nürburgring. Por un lado, cuenta con el motor TURBO VTEC de 2 litros, que se ha optimizado y perfeccionado y genera 238,6 kW (320 CV) y 400 Nm de par. La desmultiplicación, ahora menor, de la transmisión manual de seis velocidades mejora aún más la aceleración del coche, mientras que la estructura aerodinámica completa del nuevo Type R ofrece una estabilidad extraordinaria a altas velocidades, con un equilibrio entre elevación y resistencia líder en su clase.

El bastidor y la carrocería de gran rigidez del nuevo Civic Type R pesan 16 kg menos en comparación con el modelo anterior, todo ello con una mejora del 38 % de la rigidez torsional, lo que se traduce en unos resultados significativamente superiores en términos de respuesta de la dirección y estabilidad en los virajes. La nueva suspensión trasera multibrazo mejora la estabilidad al frenar y reduce el balanceo total del coche, lo que permite una frenada más tardía en las curvas y contribuye a unas velocidades de viraje más elevadas durante el recorrido.

Ryuichi Kijima es el principal ingeniero encargado del chasis del Honda Civic Type R, que nos explica dónde muestra las mejoras más significativas el nuevo modelo en el circuito de Nürburgring en comparación con el coche de la generación anterior.

«La velocidad de viraje conseguida con el nuevo Type R es superior porque el coche cuenta con unos neumáticos y un ancho de vía más anchos, una mayor distancia entre ejes, una suspensión multibrazo nueva en la parte trasera y una aerodinámica optimizada que mejora la estabilidad», afirma Ryuichi, que añade: «Por ejemplo, los conductores normalmente entran en la curva después del tramo de Metzgesfeld a unos 150 km/h. Incluso en esta curva de velocidad intermedia, la velocidad es de unos 10 km/h más gracias a la excelente estabilidad del nuevo Type R. Con un mejor rendimiento en los virajes, podemos aumentar la velocidad a lo largo del recorrido, lo que contribuye a que el nuevo Type R alcance un tiempo de vuelta mucho más rápido».

Bookmaker with best odds http://bbetting.co.uk review site.